• CONTÁCTANOS
  • 5 ago. 2012


    GENERALIDADES:
    Al diseñar, construir y analizar el comportamiento
    de una presa hay que considerar que ésta y su
    cimiento forman una unidad estructural, hasta el extremo
    de que una presa no puede considerarse segura
    si no lo es en su cimentación.
    La bibliografía sobre cimentaciones es rica y extensa.
    La Comisión Internacional de Grandes Presas
    (ICOLD) ha tratado este tema con asiduidad en sus
    congresos internacionales y ha editado tres Boletines
    Técnicos. El Comité Nacional Español (C.N.E.G.P.)
    en su IV Jornadas Españolas de Presas (Murcia,
    1993), eligió como tema técnico la "Cimentación de
    las Presas ". El libro de Actas del mismo es un magnífico
    compendio para consulta.
    Clasificar un terreno como bueno o malo es menos
    acertado que considerarlo más o menos apto para
    el tipo de presa que el proyectista haya concebido.
    Hoy día la técnica ingenieril tiene herramientas para
    hacer de un terreno dudoso uno aceptable.
    Los terrenos, rocas y suelos para apoyar o cimentar
    una presa, en raras ocasiones presentan la
    calidad y características necesarias para satisfacer
    los requisitos exigidos, de resistencia, deformabilidad,
    estabilidad e impermeabilidad adecuados. Será
    pues necesario mejorar sus condiciones naturales
    con mayor o menor intensidad.
    La primera medida a tomar para decidir sobre el
    tratamiento del terreno es la elección del tipo adecuado
    de presa.
    ESTADÍSTICA DE ROTURAS DE PRESAS:
    Los accidentes, o mal comportamiento, han sido
    siempre una fuente de progreso para el hombre en
    sus diversas actividades. El ingeniero de presas ha
    estado proyectando basándose en los éxitos conocidos
    y, lo que es más importante, en los fallos ocurridos.
    ICOLD ha formado diversos Comités Técnicos
    relacionados con la rotura y accidentes relativos a
    las presas. En tres ocasiones ha preparado encuestas
    a escala mundial para reunir la más vasta información
    sobre el tema.
    ICOLD define como rotura: "Rotura o movimiento
    de una parte de la presa o de su cimiento de
    tal manera que la obra no puede retener el agua. En
    general el resultado será una salida de un volumen
    de agua importante, entrañando riesgo para las personas
    o los bienes aguas abajo".
    De estas estadísticas puede deducirse que el porcentaje
    de roturas ha decrecido durante los cincuenta
    últimos años. Cuando se contemplan las presas que
    fueron construidas antes de 1950, el porcentaje de
    roturas es de un 2%; después de esta fecha y hasta
    1983, el porcentaje baja a 0,5%, y continúa disminuyendo
    para las construidas recientemente. La probabilidad
    de rotura desde esta última fecha hasta nuestros
    días es del 0,1%.
    EL CIMIENTO Y LA SEGURIDAD DE LA PRESA
    Autor: D. Manuel Alonso Franco
    Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Asesor de FCC CONSTRUCCIÓN, S.A.
    2
    En valor absoluto, la mayoría de las presas rotas
    son las de menor tamaño, pero ellas constituyen
    también el mayor número de presas construidas. La
    relación
    nº de presas construidas de altura H
    nº de presas rotas de altura H
    varía muy poco con la altura.
    La mayor parte de las roturas ocurren en los primeros
    años de vida.
    Si se exceptúan los casos de vertido por coronación
    debidos a la ocurrencia de avenidas de muy pequeña
    probabilidad, la causa principal del fallo ha
    estado relacionada con la cimentación.
    En las presas de hormigón los problemas de la
    cimentación constituyen la causa de rotura más frecuente,
    un 42%, repartido a partes iguales entre la
    erosión interna y la resistencia insuficiente al esfuerzo
    cortante.
    En las presas de materiales sueltos, la erosión interna
    del cimiento supone el 12% como la causa
    principal desencadenante de la rotura. El sobrevertido
    es, sin duda, el factor principal de rotura con un
    31%.
    Un buen estudio de una cimentación débil debería
    darnos más confianza que un estudio deficiente de
    una buena cimentación, pues ésta puede ocultar problemas
    importantes.
    Hay técnicos que muestran su extrañeza por el
    contraste existente entre los esfuerzos dedicados a
    ensayos y estudios sofisticados para determinar las
    características y propiedades del hormigón y la menor
    atención que se presta a la investigación y estudio
    del terreno de cimentación. Afortunadamente
    hoy día no es así, debido principalmente al desarrollo
    de la Mecánica de suelos y de rocas.
    Dado que algunas de las acciones que actúan sobre
    las presas y sus cimentaciones son menos críticas
    para unos tipos de presas que para otros, en lo
    que sigue se tratará por separado las de hormigón de
    las de materiales sueltos. Bien es cierto que muchas
    consideraciones son comunes para ambos.
    CIVIL21. Con la tecnología de Blogger.