• CONTÁCTANOS
  • 5 abr. 2012

    Planeamiento urbano ante el futuro próximo. 

      En la actualidad, en cualquier disciplina esta asumida tanto en la necesidad de aceptar el marco de incertidumbre en que se desarrolla como la coexistencia de explicaciones no necesariamente compatibles. En efecto, hay que ser conscientes de la mutabilidad de circunstancia que domina la realidad y que es particularmente relevante en el hecho urbano torno al cual tanto las situaciones como las actitudes respecto a ellos representan un carácter totalmente variable aunque a menudo se de cierta recurrencia. Ello nos induce a poner de relieve que no se puede caer en la ingenua creencia de que existan soluciones únicas y verdaderas que, no pasan de ser fabulosas consoladoras.

    Con esta conciencia de la complejidad y la incertidumbre que caracteriza los problemas urbanos vamos a adentrarnos en la consideración de la convivencia de acudir a la planificación como modo de solucionar situaciones urbanas conflictivas o como prevención de crisis urbanas. Observamos que los modos de intervenir en estas situaciones urbanas son muy variadas y tienen lugar continuamente bien de forma mas o menos espontánea bien respondiendo a una actitud metódica. En general se suele admitir que para intervenir en la ciudad con objeto de dar solución a los problemas existentes y a los previsibles se recurre al planeamiento urbano como forma de plasmar y hacer publica la ordenación adecuada de todas las soluciones urbanas. Y es que el planeamiento urbano no solamente debe realizarse por imperativos de la legislación urbanística sino que resulta de interés a la colectividad ya que gracias a el, se podrá disponer de una formulación ordenada y justificada en la cual se presente como se entiende la atención a los temas y problemas que la ciudad tiene planeados y como ello traduce en una ordenación urbana que podrá ser llevada a la realidad mediante la regulación que en si mismo plan se propone.


    Vamos a detenernos en analizar este enunciado pues en el se ha sintetizado cuestiones fundamentales del planeamiento urbano. En efecto, para que este sea apropiado a su intención, ante todo habrá que conocer cuales son los problemas que demandan soluciones. En segundo lugar tiene que existir una intención de preparar y llevar a la realidad una ordenación que atienda a dichos problemas y, a tal fin, habrá que preguntarse que intención preside este solucionamiento de los problemas urbanos, cuales son los medios de que se dispondrá y en que lapso de tiempo se ira dando solución a los diferentes problemas planteados. En tercer lugar, la propuesta en ejecución de ese planeamiento ha de ser posible y, en consecuencia, habrá de plantearse una regulación que permita ir llevándolo a la realidad en el momento y con los medios adecuados. En esencia, destaca una necesidad de conocer adecuadamente la realidad urbana, de ser conscientes de todos los condicionamientos existentes y de tener siempre presente que la esencia misma del planteamiento.

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    CIVIL21. Con la tecnología de Blogger.