• CONTÁCTANOS
  • 4 jun. 2013




    CONTENIDO

    USO DEL FLY ASH
                    Lo que antes fue "basura", ahora es un recurso para los ingenieros. En efecto las cenizas que quedan de la combustión del carbón son utilizadas, en casi todo el mundo, para construir. Cuando el carbón es quemado en el proceso de generación de energía eléctrica quedan las cenizas volantes (del inglés, fly ash) como material de desecho que contamina el medio ambiente.
                    La utilización de este residuo en la construcción ha puesto remedio a este problema ambiental y además ha logrado bajar los costos de los materiales empleados en este campo hasta en un 16%.  Según el investigador colombiano radicado en México, Carlos Caballero Badillo, la ceniza volante tiene propiedades cementantes, debido, entre otros factores, a su contenido de óxidos (sílice, alúmina y fierro), arriba del 70%.
                    Esta característica, junto a la forma esférica de sus partículas, contribuye al sellado del poro de los morteros y concretos elaborados con adiciones de ceniza volante, produciendo un material menos permeable y por lo tanto más resistente al paso del agua. La mezcla se elabora utilizando el cemento, arena y ceniza de forma convencional; la única diferencia consiste en que se disminuye la cantidad de cemento y se reemplaza por ceniza volante. Sin embargo de la calidad de las cenizas depende en qué porcentaje pueden reemplazar parte del cemento.
    COMPOSICIÓN Y CIFRAS
    CARBÓN Y ENERGÍA
    BENEFICIOS
    LIMITACIONES

    ESPECIFICACIONES
    CIVIL21. Con la tecnología de Blogger.