• CONTÁCTANOS
  • 1 may. 2013



     Introducción:
    Desde el punto de vista histórico diremos que los túneles, como vías de comunicación y
    transporte, son relativamente recientes si los comparamos con los primeros túneles
    destinados a la explotación de minerales que se remontan a la Edad de Piedra y que
    tenían por objeto la extracción del sílex o pedernal, material indispensable con el que se
    fabricaban multitud de armas y herramientas; cuando se agotaba en la superficie se seguía
    la veta por medio de pozos y galerías. Este proceso debió iniciarse hace unos 15.000 años
    Se han encontrado minas de sílex en Inglaterra, Bélgica y Francia del 2500 a.C., y son
    algo más antiguas las encontradas en la península Escandinava: en ellas la excavación se
    realizaba con picos y martillos de mango de hueso y hoja del propio pedernal.
    Otro producto necesario fue la sal. Las minas de sal más antiguas se localizaron en
    Austria (2500 a.C.) y Polonia (3500 y 2500 a.C.). Estas últimas se reabrieron en el siglo XIII y
    siguen produciendo en la actualidad.
    Ya en la Edad de los Metales, se excavaban pozos de los que partían galerías para
    extraer el cobre. Para ello se utilizaba la técnica del fuego que consiste en calentar la piedra
    con fuego para enfriarla después bruscamente con agua, produciendo así el agrietamiento de la
    roca. El gran consumo de cobre, utilizado para la fabricación de herramientas y otros utensilios,
    heredado el arte de fundirlo de los sumerios, hizo que en Egipto se desarrollase de gran
    manera la minería, utilizándose para la excavación técnicas más sofisticadas como introducir
    tacos de madera en las muescas y a continuación empaparlos en agua, pues la dilatación de la
    madera producía la fractura de la roca. Gran parte del cobre se obtuvo de las minas de la
    península del Sinaí.
    También fueron los egipcios los que empezaron a explotar el oro, en un área situada
    entre el Mar Rojo y el Nilo, con minas situadas a profundidades de 90 m y longitudes de
    galerías, cuyo techo se entibaba con maderas, superiores a los 400 m. La palabra ”mna” (mina)
    proviene de una moneda informe de oro que se utilizaba en la antigüedad y que se cambiaba
    según el peso. También existían explotaciones mineras de turquesas y de esmeraldas, éstas
    últimas con profundidades de hasta 240 m. Los trabajadores en esta época eran esclavos o
    prisioneros de guerra, y las condiciones de trabajo eran durísimas.
    Al igual que en Egipto, en Europa existían minas de cobre, sobre todo en el Tirol
    (Austria), del 2500 a.C. Hacia el año 1000 a.C. los mineros no eran esclavos y crearon una
    comunidad muy próspera. En España hacia el 1100 a.C., se creó en Cartagena uno de los
    centros más importantes de la minería de la plata.
    En la época griega no se experimentaron cambios importantes. Las minas de plata y
    plomo del monte Laurium, cerca de Atenas, se trabajaron en el 2000 a.C.; en ellas se
    perforaron unos 200 pozos que conectaban las galerías entre sí, el más profundo de los
    cuales tenía 117 m.
    La innovación de los romanos en la minería fue la introducción de sistemas de drenaje
    mediante norias de cangilones, que permitían la explotación de minas inundadas o en niveles
    más profundos. También es innovadora la metodología empleada en las minas de oro: se
    perforaba la montaña con multitud de galerías por las que se hacían circular las aguas de
    un río que previamente se había desviado de su cauce por medio de canales, viaductos y
    túneles, y el agua arrastraba el oro en bruto que quedaba depositado a la salida. Es el
    caso de las explotaciones auríferas de Las Médulas (León) de enorme importancia y
    volumen, cuyo período de explotación duro los 200 primeros años de nuestra era (fueron
    consideradas monumento histórico-artístico en 1931); también es de reseñar la explotación de
    oro de Monteforudado (Lugo) en la que se desviaron las aguas del Sil con un túnel que
    originariamente (200 a.C.) tenía unos 200 m de longitud y una sección de 20 de anchura y
    altura.
    Ya en la Edad Media la minería se consolida en Europa, aunque las técnicas no se
    modifican y perduran hasta prácticamente la Revolución Industrial. A mediados del siglo XII se
    comienzan a codificar los derechos y obligaciones de los mineros, así como una especie de
    títulos de propiedad que hicieron que se desarrollara la industria minera.
    Con lo que respecta a la primera obra técnica sobre la construcción de túneles, data del
    año 1556 y fue escrita en latín por Georges Bauer y posteriormente traducida a varios
    idiomas; durante tres siglos fue la autoridad máxima en lo que se refiere a minas y túneles.

    TOPOGRAFÍA SUBTERRÁNEA (Aquí en pdf)
    CIVIL21. Con la tecnología de Blogger.